A second in a day

Me parece fuerte la desorientación en cualquiera de sus ámbitos. Me parece fuerte y extraño no saber que quieres en la vida, hacia donde vas, porque, y de que manera. Es normal en la adolescencia, pero estamos en el límite donde dejamos de llamarnos adolescentes y pasamos a ser adultos.
La universidad, la PSU, un montón de presiones, las cosas que queremos, lo que no nos atrevemos a decir, lo que definitivamente no queremos y todas las personas que nos rodean.

No somos nosotros mismos, porque parte de nosotros son los demás y todo lo que nos rodea. Lo que me parece aun mas increíble es que esa sensación parece ser contagiosa. Se propaga (o al menos asi lo siento) entre personas de una forma virulenta y rápida.

Es tan normal sentirse desorientado que aqui, lo extraño, es tener las cosas claras. A mi me gusta así. Cuando tomo desiciones, sean lo que sean, las sigo. Necesito tener un patrón que se que seguiré hasta el final, y no me quedo tranquila hasta saber bien que voy a hacer. Lo veo con lo de las carreras, sólo por poner un ejemplo. Cuando vienen universidades, no me entusiasma mayormente, me voy siempre con los de área humanista para ver que hablan, escuchar algo distinto un rato, pero yo sé que quiero estudiar, donde, como, que hare para lograrlo y de que manera me esforzaré o sacrificaré cosas en pro de mi sueño.

Con las personas es igual, independiente de lo que sean, amigos, familiares, mascota, etc. Y en general, con mi vida es asi. Las cosas claras, la dirección definida, los pasos a seguir casi establecidos. Puede que sea muy cuadrado, calculado, lógico. No lo niego, y quizás es una de las cosas que no me gustan, pero de alguna manera me genera tranquilidad. Bastante tranquilidad conmigo misma.

De un tiempo a esta parte me lo cuestiono, porque hago cosas cuadradas si no me gusta lo predecible, porque a veces las cosas me dan lo mismo si yo soy mas bien sensible. Y no se, uno cambia, yo busco respuestas. Me frustra no entender, esa es la verdad.

Es cuarto medio y yo deberia sentirme muy a gusto con muchas personas. Pero siempre termino descubriendo lo mismo, la verdad que no me quiero decir. Y en el fondo ¿para qué mentirse más? Si hace años que sé que no es sano.

Ese es el problema. Me da casi lo mismo que me mientan, porque entendi que lo peor es cuando me miento yo misma.

2 notas musicales:

Tami dijo...

le tengo pànico a ese futuro de "en un año màs,onda, a tomar decisiones DECISIVAS", es una sensacion parecida a lo que me produce el hi how are you de daniel johnston sonando en un numero impar y con la pieza en penumbra.un abrazo porfavor.

elytis dijo...

Un suspiro qe libera el alma del lector, un sentimiento aparte. Tán tristemente comprensible que no sé q escribir......

Desearía yo poder tener la capacidad para no mentirme más para realmente aceptar cada una de las cosa q pasan a mi alrededor y saber q yo pude causarlas, con respecto a lo de tu hermano puedo opinar una cosa leister cada qn forja su destino y accionar tods tenemos remordimientos alguna vez será hoy o quizas mañana pero si no te consolas en ello puedo escribirte q luches por Él q pelees por la relación hermana-hermano, pero ten presente q puedes ganar o no y todo puede terminar peor q como empezo.

Un abrazo y sabes algo soy mujer, y tambien hombre (no hermafrodita o intersexual), según Aristoteles las mujeres son hombres incompletos y los hombres los grandes regalos de Dios para reinar en su creción.
Soy mujer y ya no hay trucos pero con su lado masculino desarrolado..

Cuidate muxo(lo siento si qdo un poco largo).

Con tecnología de Blogger.