ya no

Ella lo mira, con tanta cautela.
Se asusta cuando sus miradas coinciden. Se asusta tanto que por lo menos tres días a la semana cree que todo fue un sueño demasiado real. Pero no, realmente no se lo cree... Pero, no porque no pueda, si no porque sabe muy bien que no tiene la suficiente imaginación como para recordar colores, texturas y sabores.

De hecho, sabe que no tiene tanta imaginación como para redordar el sabor que le quedó impregnado en la boca, una mezcla de sorpresa, gratitud, vodka y miedo. Sí, miedo. Mucho miedo, demasiado miedo.
Es algo que muchas veces la sobrepasa, algo que la eleva y la hunde con facilidad al mismo tiempo.
Es que ella esperó demasiado por esto, sin siquiera saberlo, ella lo esperó más de la mitad del tiempo que lleva siendo conciente de sus actos sin saber quien era, ni con que cara o que cuerpo llegaría a su vida. De alguna forma se sentía ya demasiado incomprendida, o quizás demasiado acostumbrada a la soledad, fue entonces cuando se dio cuenta de que se trataba todo, y ahora cuando al fin lo admite, cuando es capaz de decir que sí, que pasó más de la mitad de su vida tras sombras que quizás ni existian, cuando esta nueva luz al final del camino, tan titilante, tan llena de esos miedos propios que no acepta, la cobija al fin, se asusta, se retrae.

El sabor de los recuerdos que siguen demasiado frescos se le van entre los dedos.

--------------

Lo escribí hace, mm, semanas. De alguna forma es la persona que ya no soy. Es que en la vida, o te arriesgas o te quedas asustada por siempre. Y yo ya me aburri de vivir asustada.
Por eso mismo, no senti la necesidad de continuar este escrito, y por la misma razón quiero dedicarselo a la persona que estoy dejando de ser, al yo asustado, y a la persona que con sus palabras me hizo llegar a estas conclusiones. Una persona que es importante para mi. (r) (:***)
ah, no hacen falta mas descripciones.

Es todo por hoy.

2 notas musicales:

Tami dijo...

me asustan los cambios, pero me seducen. larrañaga dice que la gente no cambia, que en la mejor de las circunstacias mejora pero cambiar, never. yo le creia a diane de trainspotting que decia todo lo contrario, pero definitivamente, las experiencias personales son lo que cuentan.

Doh dijo...

Es tan bacan como Bill Hicks

Con tecnología de Blogger.