-

tenía mucho para observar y nada para decir
tenía un montón de palabras cerradas como cartas sin leer
tenía frases que no se podían decifrar sin lupa ni paciencia
y un cuaderno donde escribía puras incoherencias.
Joaquín María. Mi joaquito. Ahora más que nunca las palabras no me alcanzan para decirte nada. Nada en lo absoluto. Te amo es como vacío ahora, porque es mucho más que eso. Es inmenso y yo soy totalmente pequeña. Podría repetirte mil veces que voy a quedarme contigo todo el tiempo que tú quieras, ni siquiera se bien porque escribo esto, pero lo necesito. Tanto como necesito hacerte dormir y ver tu mirada tan tricolor y tan tranquila.

1 notas musicales:

Gatonegro dijo...

Bello escrito y no lo digo por formalismo, realmente me ha gustado :D, bueno nos vemos y yo tambien te estare visitando

Con tecnología de Blogger.